Londres dos rombos: 5 lugares donde meterse mano

IMG_20160815_180851.jpg
Con solo unos pocos rayos de sol, la temperatura sube en la ciudad.

¿Quién dice que Londres es una ciudad fría? Bueno, la verdad es que menudo tiempo. Con razón los ingleses huyen cada cuatro meses a Benidorm en busca de sol y de la vitamina D. Aun así, Londres puede ser una ciudad muy caliente.  Con tanta gente y de tantas nacionalidades es muy normal que se pueda conocer a alguien y acabes haciendo algo más que un intercambio de idiomas. Pero, ¿dónde ir a comparar acentos?

Para los que aman un toque de misterio, para los que disfrutan del amor a cielo abierto, o para los que necesitan adrenalina y riesgo. Esta es una lista de los 5 sitios de Londres que podrían convertirse en vuestro nuevo “parking del Carrefour”. Las localizaciones con dos rombos de Londres. Y además conoces sitios increíbles. Todo un dos por uno.

  1. PARA LOS AMANTES DE LA NATURALEZA: KEW GARDENS.
_mg_5035
The Palm House fue la primera gran estructura de hierro fundido en Inglaterra.

 

Ha llegado el otoño con sus colores rojizos y los arboles perdiendo sus hojas, y es sin duda una de las mejores épocas para visitar Kew Gardens, los Reales Jardines Botánicos. Tan bellos y espectaculares que bien merecieron el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad. Una manta, cesta de mimbre repleta de viandas y piscolabis (adoro estas palabras), una botella de espumoso prosseco y lo bucólico de ver las hojas de los arboles caer, hacen de estos inmensos jardines un lugar perfecto para ponerse cariñoso.

_mg_5079
The Temperate House con la Gran Pagoda al fondo.

Enormes prados verdes, secuoyas gigantes desde las que ver todo el parque a vista de pajaruco, cactus y plantas carnívoras, una altísima pagoda, el mayor invernadero Victoriano de hierro y cristal, un auténtico jardín japonés, pavos reales y ardillas juguetonas, patos y cisnes en estanques de película de época. Son muchas las razones para conocer este rincón, y cualquier época es especial para visitarlo y poder ver el paso de las estaciones. Pero si quieres ver los rododendros en flor (y que tengáis más posibilidades de sol) ir en primavera.

NIVEL DE RIESGO: BAJO

NIVEL DE EXCITACIÓN: ♦ ♦ ♦ ½

  1. PARA LOS AMANTES DE LA CULTURA: Somerset House.
13873140_10154432407008967_5489008311353855755_n
El patio central se transforma en una gran fuente para mayor disfrute de los más pequeños.

Ir a ver una exposición puede ser una gran idea para una cita. Un par de horas viendo arte, hablando en voz baja, casi susurrando en la oreja de tu acompañante, unas risas cómplices por esa escultura que sí, digámoslo, tiene forma de pene, pueden causarnos un aumento de temperatura y ni siquiera tomar algo en la increíble terraza con vistas al rio Thames pueda hacernos bajarla. Quizás tengáis que dejar el arte de lado y hacer una visita a los amplísimos y limpísimos baños unisex del museo.

Somerset House es uno de los edificios históricos más grandes de Londres, y su inmenso patio se trasforma en una fuente donde poder refrescarse en verano o una increíble pista de patinaje sobre hielo en invierno, además de poder disfrutar de cine al aire libre o conciertos. En el interior alberga restaurantes, cafeterías y dos galerías principales en las que destacan algunos de los maestros del impresionismo  y del post-impresionismo como Van Gogh, Manet o Cezanne entre otros. Además tiene una cuidada e interesante programación de exposiciones temporales.

RIESGO: MEDIO

EXCITACIÓN: ♦ ♦ ♦

  1. PARA LOS AMANTES DEL TERROR Y EL MISTERIO: Los callejones de Whitechapel
img_20140820_202128
Whitechapel, la iglesia que da nombre este barrio del Este.

Si sufres fobofilia estás de enhorabuena, Whitechapel es tu sitio. ¿Qué que es la fobofolia? Pues es la experimentación de placer sexual a través de miedos, temores o fobias. Que mejor sitio que los oscuros callejones del East End londinense por los que Jack “el Destripador” buscaba y asesinaba a sus víctimas.

Agosto de 1888, 5 prostitutas son encontradas muertas en los oscuros y laberínticos callejones de Whitechapel. A través de un espeluznante tour de dos horas podréis adentraros en el pasado sintiendo como sería caminar por las lúgubres calles de finales del XIX. Y acabar en el Ten Bells, un típico pub inglés por el que parece no haber pasado el tiempo, tanto que puedes transportarte al lugar donde Jack the Ripper elegía a sus víctimas.

Los largos y solitarios callejones pueden convertirse en un divertido laberinto donde jugar al pilla-pilla y quien pierda pague prenda. Además ahora que se acerca Halloween podría ser un plan terroríficamente… placentero.

RIESGO: MEDIO ALTO

EXCITACIÓN: ♦ ♦ ♦ ♦ ½

img_20141112_104814
The White Hart, uno de los pubs que frecuentaba Jack.

4. PARA AMANTES ROMÁNTICOS: Saint John’s Lodge Garden

londoninsight.jpg
Arrumacos y cariños en uno de los reservados del jardín.

Hubo un tiempo atrás en la época victoriana en que había damas y caballeros, donde un golpe de abanico podía significar el comienzo de algo y dar la mano era algo atrevido.  Eso es lo mismo que sentiréis si vuestra cita llega hasta Saint John’s Lodge Garden, una auténtica joya escondida en Regent’s Park. Posiblemente uno de los jardines más hermosos e íntimos de todo Londres.

Es fácil no encontrar la entrada, ya que no está muy bien indicado. Al llegar, la reja semiabierta no invita a pasar. Pero si os atrevéis a atravesar la puerta podréis comprobar porque Saint John’s Lodge Garden es una joya. Setos, portales y reservados hacen que vuestra visita pueda ser casi totalmente privada. El jardín está diseñado de tal forma que no se pueda ver lo que hay al final de sus caminos, dando lugar al descubrimiento y la sorpresa en los diferentes espacios. Tanta belleza y paz invitan a relajarse y a olvidarse de que estáis en medio de Londres, tanto que hasta puede que os acaben llamando la atención por falta de decoro.

RIESGO: MEDIO/BAJO

EXCITACIÓN: ♦ ♦ ♦ ♦

  1. PARA LOS AMANTES DEL RIESGO: Night tube
img_20141217_095103
Foto super “british”

Esta ubicación es sin duda la más arriesgada y algunos me tildaréis de loco proponiéndoos dar rienda suelta al amor en el metro de Londres. Pero es que a uno le gusta el cine y no creo que no haya nadie que haya visto aquella escena de Risky Business en la que Tom Cruise se lo montaba a lo grande en el metro de Nueva York y no haya fantaseado con emularlo.

Pues ahora que por fin hay metro nocturno, quizás os interese saber las horas de menor afluencia, sentaros en el último vagón y besaros hasta el final de la línea sin importar donde acabaréis. Claro está que Tom Cruise no tenía cerca a alguien con un móvil o miles de cámaras de seguridad que harán que vuestro encuentro esté en todos los grupos de Whatsapp al día siguiente. Así que vosotros mismos.

RIESGO: ALTÍSIMO

EXCITACIÓN: ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s