Birmingham, la ciudad de los canales (y del Heavy Metal)

IMG_20150301_193232No había escuchado buenas cosas sobre Birmingham, incluso un oriundo de la localidad inglesa me recomendó no ir a visitarla, ya que hay poco que ver, incluso llegó a calificarla de ciudad fea. La visita a la segunda ciudad más grande de Inglaterra no estaba programada como una visita turística, si no para disfrutar del concierto de una de mis bandas favoritas, los estadounidenses The Black Keys. Pero el batería del grupo se rompió un hombro así que la banda suspendió toda la gira británica, por supuesto, incluido Birmingham. Ya teníamos el hotel y los billetes de tren pagados así que finalmente sí que fue una visita turística.

Birmingham tiene fama de ser una ciudad industrial y gris. Y no va muy desencaminada su reputación. Para empezar, esta ciudad puede considerarse la cuna de la Revolución Industrial, ya que fue desde donde se impulsó el uso y la mejora de los motores y máquinas a vapor, convirtiéndose en una de las ciudades más industrializadas del mundo en aquellos tiempos. También puede considerarse una de las cunas del Heavy Metal, ya que sus calles vieron nacer a dos míticas bandas de este género musical, Black Sabbath y Judas Priest. En contrapartida, también vio formarse a las bandas del New Wave como Duran Duran y Electric Light Orchestra.

 Y es que Birmingham es una ciudad de contrastes, no hay homogeneidad entre sus calles y edificios. Una calle con casas victorianas por aquí, una biblioteca alucinante por acá, una catedral barroca por allí, y un centro comercial con un platillo volante por allá. Cada cosa de su padre y su madre. Claro, esto se debe a que gran parte de la ciudad quedó prácticamente destruida durante los bombardeos nazis de la Segunda Guerra Mundial y durante los años 50 y 60 no se construyó nada reseñable.

En los últimos años Birmingham ha intentado convertirse en una ciudad moderna y sus dos mejores exponentes son su biblioteca pública, la más grande del Reino Unido, un alucinante edificio con forma de tarta nupcial y una fachada que parece hecha con encaje de bolillos. Suena hortera, pero no lo es. Sin duda es un edificio que merece la pena visitar tanto por fuera como por dentro. Además podéis subir hasta la última planta para “disfrutar” de la vistas de la ciudad. El otro edificio que intenta poner en el mapa de la arquitectura moderna a Birmingham son los grandes almacenes Selfridges. La verdad es que nunca había visto un edificio como este que se sitúa en la zona comercial conocida como The Bullring. Un edifico de formas orgánicas que te transporta a una película de corte futurístico. De nuevo merece la pena entrar para subir y bajar sus alucinantes escaleras mecánicas entrelazadas. Eso sí, mejor guarda tu cartera a buen recaudo. Echa un ojo a las etiquetas y verás de qué hablo.

De Victoria Square, en la cual se sitúa el ayuntamiento, una fuente con una mujer dentro, que los birmingueses conocen popularmente como “La puta en el Jacuzzi” y el Museo y Galería de Arte de Birmingham no os hablaré mucho, porque pasaréis tantas veces por esta plaza peatonal que llegaréis a conocer cada adoquín.

IMG_20150301_201040
La fuente de Victoria Square es conocida de forma socarrona por los birmingueses como “La puta en el jacuzzi”.

Sin duda alguna y si decidís finalmente ir a Birmingham, la visita merecerá la pena si pasáis una jornada por sus canales. Yo he estado en invierno, pero imagino
que con la llegada del buen tiempo esta zona tiene que ser un lugar lleno de vida y diversión. Uno de esos en lo que pasar el tiempo porque sí, dándose a la vida contemplativa sentado en una de sus terrazas con una buena pinta de cerveza fría. Aunque parezca mentira Birmingham cuenta con más kilómetros de canales que la propia Venecia, y aunque la cuidad italiana tiene sus famosas góndolas, la cuidad inglesa tiene sus narrowboats o barcazas que antiguamente servían para transportar materiales y mercancías de industria en industria y hoy en día se han convertido en un reclamo turístico más. Puedes subirte a una de ellas y transportarte a la edad industrial navegando entre sus estrechos canales rodeados de edificios de ladrillo rojo y pasando por sus curiosas rotondas acuáticas.

Desde Londres el trayecto en tren no es muy caro y apenas dura una hora y media. Así que, siempre puedes hacer una visita de ida y vuelta en el día y juzgar por ti mismo o ver más abajo las fotos de ese día.

 NOTA: Una gran decepción con Birmingham (y no es culpa suya). Yo esperaba ver las localizaciones de la gran serie de la BBC “The Peaky Blinders” (os la recomiendo al 200%, serión del 15) y resulta que está rodada en Manchester y Liverpool. Chasco.

IMG_20150301_200844
Cosas que te puedes encontrar por sus calles. Una reunión de peluches gigantes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s